En este post me gustaría tratar del tema de la autorregulación del aprendizaje por lo que aporta a la enseñanza.

La autorregulación se relaciona al modo como los alumnos logran regular su propio aprendizaje, y a lo largo de los últimos años constatamos que diversos estudios se han volcado hacia la comprensión de cómo eso ocurre, en especial, en lo que se refiere a las estrategias empleadas por los alumnos para llevar a cabo dicha finalidad.

Según Zimmerman (2000), la autorregulación es una aptitud natural, ya que todos somos autorregulados. Se trata de la capacidad de uno de autogenerar pensamientos, sentimientos y acciones que se planifican y que, de modo cíclico, se adaptan para que él obtenga éxito, logrando sus objetivos personales. Pero no hay un consenso sobre el entendimiento acerca de lo que es la autorregulación del aprendizaje, debido a la cantidad de propuestas teóricas distintas que han surgido de acuerdo con el foco de interés de los autores, que pueden priorizar, por ejemplo, el control de comportamientos externos hasta el de los sistemas cognitivos.

Se admite que el aprendizaje autorregulado resulta de la interacción de variables personales (conocimientos, competencias y motivaciones) que facilitan la planificación, la organización, el control y la evaluación de los procesos empleados, de los resultados obtenidos y de las variables contextuales que fomentan la actuación de forma intencional y estratégica (Lopes da Silva; Sá, 2003; Lopes da Silva; Veiga Simão; Sá, 2004).

Así, la autorregulación permite comprender las diferencias individuales en el aprendizaje no solo porque enfatiza el rol del alumno, sino también porque considera relevante y determinante el papel del medio. Desde tal perspectiva, el alumno, como agente, debe desarrollar determinados procesos cognitivos, metacognitivos y motivacionales en sus aprendizajes, y el medio debe brindarle métodos y ambientes de aprendizaje que le ayuden a desarrollar las competencias requeridas a una actuación efectiva. Así, es necesario que el alumno sea activo, motivado y se esfuerce a lo largo del aprendizaje.

Para saber más sobre el tema, puedes leer:

LOPES DA SILVA, A. ; SÁ, I. Autorregulação da aprendizagem. In: Viegas de Abreu, Revista da Sociedade Portuguesa de Ciências da Educação: Investigar em Educação, 2, 71-90, 2003.

LOPES DA SILVA, A; VEIGA SIMÃO, A.M.; SÁ, I. Autorregulação da aprendizagem: Estudos Teóricos e Empíricos. Intermeio: Revista do Mestrado em Educação da Universidade de Mato Grosso,10 (19), 59-74, 2004.

ZIMMERMAN, B. Attaining Self-Regulation:A social cognitive perspective. In M.BOEKAERTS,P. PINTRICH & M.ZEIDNER (Eds.), Handbook of Self-Regulation, pp.13-39, New York: Academic Press, 2000.