Otra cosa importantísima en traducción es la inferencia cuando no se domina el idioma extranjero y principalmente cuando uno encuentra en el texto un término desconocido. La inferencia, aunque pueda sonar a “interferencia”, no tiene nada que ver.

Porque ¡ojo! en este momento no estamos hablando del oficio del traductor, sino más bien de lectura y comprensión. El aprendiz de LE encuentra un texto, una canción, una receta, lo que sea, y debe leerlos y entenderlos lo mejor posible, no debe traducirlos necesariamente. Pero para ello suele hacer una traducción mental del texto. Cuando se domina el idioma extranjero, la etapa de “traducción mental” se eclipsa. Por eso, antes de adquirir dicho dominio, la inferencia juega un papel bastante importante en lo relativo a la comprensión lectora.

El Acuerdo Ortográfico que debería “regir” el portugués hablado y escrito en los distintos países que lo hablan, plenamente adoptado en Brasil, afronta algunos reproches y rechazos en otros países.

No me corresponde evaluar aquí los aciertos y desaciertos de tal Acuerdo. Creo que jamás volveré a entender el uso del guión en portugués en las palabras compuestas (y por qué la RAE le quitó la tilde a guion en español).

Bien, juicios aparte, encontré una anécdota probablemente de Portugal en que:

Uma advogada andava em alta velocidade pela cidade com seu BMW topo de gama, quando foi parada pela polícia…”

 

“Topo de gama”??????

Enseguida me di cuenta: “topo” = el punto más elevado; “gama” = variedad, conjunto. Traducción del portugués (de Portugal) al portugués (de Brasil): top de linha. …andava pela cidade com seu BMW top de linha…

Ah, para el que está curioso, la anécdota se encuentra en: https://maharpress.blogspot.com.br/2014/04/a-arte-de-advogar.html

Esa es una inferencia: una conclusión relativa al significado, basada en el contexto y/o en asociaciones con otros significantes.

Un traductor profesional hace inferencias casi automáticamente, por su práctica en deconstruir y reconstruir palabras en uno u otro idioma. Por ser la inferencia un recurso muy útil para la comunicación (como también lo es el metalenguaje), y para la comprensión lectora, conviene entrenar su aplicación.

Como ejercicio, en una clase de E/LE de nivel medio o avanzado, llevar un pequeño texto en italiano o francés, distribuirlo a los alumnos y pedir que lo expliquen con sus palabras. Seguramente se sorprenderán con la capacidad de hacer inferencias tomando significantes de otros idiomas que conocen. Y luego pulir el resultado por el contexto. (Pulir: desechar interpretaciones excesivamente imaginativas…)

Sin embargo, la capacidad de inferir no descarta, ni mucho menos, el uso del diccionario, que es la “biblia” del traductor, del profesor y de otros profesionales.

Buona notte. Ci vediamo in giugno.