Estas dos últimas semanas las he pasado trabajando en la universidad junto con los futuros profesores de español sobre algunos aspectos metodológicos importantes, y una de las técnicas que hemos discutido ha sido las tareas con vacíos de información.

Hoy me voy a apartar del tema de las tecnologías para conversar un poco con ustedes sobre esa técnica muy conocida y oriunda de las tareas comunicativas desarrolladas dentro de los enfoques comunicativos.

El profesor Prabhu, durante el proyecto Bangalore realizado en 1979, fue uno de los primeros en preocuparse por el uso de las tareas comunicativas para la enseñanza de lenguas, de forma que durante la realización de las tareas el foco de los interlocutores estuviera más en el significado que en la forma lingüística.

Las tareas con vacíos de información ( “information gap activities” en inglés) fueron uno de los tipos de actividades descritos por Prahbu en su libro publicado en 1987 como resultado de aquella experiencia.

De forma general, el concepto de tarea ha sido tratado por diversos especialistas y hay muchas publicaciones dedicadas al tema, pues las tareas comunicativas son un aspecto básico en el enfoque por tareas todavía vigente dentro de los enfoques comunicativos.

En Brasil, por ejemplo, en los documentos curriculares nacionales para el nivel educativo de Enseñanza Fundamental II, o sea, dirigido a los alumnos entre el sexto y noveno año escolar (BRASIL, 1999, p. 88) y autores como Almeida Filho y Barbirato (2000, p. 24-25) usaron la definición dada por Richards, Platt y Weber (1986, p.289), como podrán ver en las referencias al final de este texto.

Para ilustrar el posible trabajo con tareas con vacíos de información, aquí les mostramos una ficha dual (con dos partes) que trae datos sobre los países de América Latina y que hemos utilizado con éxito con alumnos, jóvenes y adultos, durante largo tiempo. Los datos de cada país fueron actualizados recientemente para esta nueva versión. El trabajo está previsto que sea realizado por parejas, donde un alumno de la pareja formada tendrá la ficha A y el otro alumno tendrá la ficha B y no deberán ver la información de la ficha del otro, necesitando preguntar y responder en la lengua española de forma oral.

15Gonzalo_jun1

15Gonzalo_jun2

Primero, el profesor deberá repartir las fichas a las parejas ya formadas y hacer las explicaciones necesarias sobre el contenido de ellas, así como orientar el trabajo que será realizado, ejemplificándolo con un alumno hasta que todos hayan comprendido claramente lo que deben hacer con ese material, principalmente si no están acostumbrados a la realización de ese tipo de dinámica en sala de clase.

Como podrán observar, esa ficha dual puede ser utilizada o como una tarea posibilitadora o como una tarea final, siempre que se hayan estudiado previamente los números en español, incluyendo los números altos (millones). Además de la población, en esa ficha hay otros datos y conocimientos que serán necesarios para completarla.

El trabajo con esa ficha genera una gran cantidad de conversación significativa entre cada una las parejas durante 25 a 35 minutos y normalmente la atención hacia la tarea no se detiene hasta que se hayan completado los datos que faltan en la ficha de cada alumno.  Pueden ver que también hay dos preguntas al final de la ficha, donde una de ellas hará que los datos vuelvan a ser analizados por los alumnos, mientras que la otra es una pregunta más abierta y general que puede generar una sesión diferente de trabajo sobre el tema visto.

Aunque esta es una ficha dual compleja, pues tiene muchas informaciones diferentes, el profesor puede preparar otras fichas con vacíos de información mucho más sencillas, para un trabajo más rápido, por ejemplo, con números de teléfono importantes de una ciudad, con dibujos diferentes de una misma parte de la casa, con preguntas sobre las biografías de dos artistas conocidos por los alumnos, etc. En este último caso, en una ficha podría estar  la minibiografía de un artista y las preguntas sobre el otro artista, y viceversa, de forma que cada alumno tenga que preguntar al compañero los datos que no tiene para completar la información que le falta y que su compañero le va a proporcionar.

¿Has usado alguna vez algún material con fichas duales con vacíos de información en tus clases de lengua española? ¿Cómo te ha ido con ellas?

Referencias

ALMEIDA FILHO, J.C.P. de; BARBIRATO, R.C. Ambientes comunicativos para aprender língua estrangeira. Trabalhos em Linguística Aplicada. Campinas, n. 36, 2000, p. 23-42. https://revistas.iel.unicamp.br/index.php/tla/article/view/2501

BRASIL, Secretaria de Educação Fundamental. Parâmetros Curriculares Nacionais. Terceiro e Quarto Ciclos do Ensino Fundamental. Língua Estrangeira. Brasília: Ministério da Educação/Secretaria de Ensino Fundamental, 1999. https://portal.mec.gov.br/seb/arquivos/pdf/pcn_estrangeira.pdf

PRABHU, N.S. Second Language Pedagogy. Oxford: Oxford University Press, 1987.