Trabajo en una escuela de la red de enseñanza pública en Porto Alegre. Pese a la buena voluntad de la comunidad escolar y a todo empeño que podamos tener para que las clases nos salgan de la mejor manera posible, no siempre logramos acompañar el ritmo impuesto por las novedades que circulan en el entorno de nuestro ambiente de trabajo. El mes pasado, durante una reunión de planificación de clases, teníamos que organizar una actividad conjunta para las clases de Seminario de Investigación. La característica de esa asignatura, en especial, se basa en el hecho de que, además del aspecto interdisciplinario, busca promocionar la investigación a partir de las cosas del cotidiano del alumno. Pensando en ello, resolví que mis alumnos harían la producción textual para las clases de Seminario a partir de la elaboración de una FOTONOVELA, como aquellas que se publicaban en las décadas de 60 y 70 y que tanto éxito tenían junto al público. Ese era el objetivo para la clase de Español, pero seguía pendiente del tal aspecto conjunto con otras disciplinas de la matriz curricular. Finalmente, organicé la actividad como sigue:

Objetivo: Elaboración de una fotonovela (imágenes y texto) en lengua española.

Público: alumnos de 1er año de la Enseñanza Media

Grupos: entre 3 (mínimo) y 6 (máximo) componentes.

Presentación: la formatación final en PPS o en mural hecho en papel kraft (para exposición pública en la escuela)

Pasos: 1) organización de los grupos de trabajo; 2) presentación y análisis de fotonovelas antiguas (todas las que tenía en casa y que serían tiradas a la basura en algún momento); 3) planificación del cuento (tema desarrollado y elección de las imágenes tomadas en foto para componer el trabajo – mínimo 12 y máximo 20) y reparto de personajes (todos los alumnos deberán ser personajes de la narrativa); 4) elaboración de la narrativa, en especial de los diálogos que aparecerán en los globos o como subtítulos de las fotos; 5) sesión de fotos con los alumnos debidamente caracterizados; 6) edición final del trabajo: imágenes y texto.

Resumidamente, esto fue lo que hicimos durante un mes. Los temas elegidos por ellos variaban entre líos amorosos hasta problemas familiares cotidianos. En un grupo, compuesto tan solo por varones, la trama abarcaba una historia que se pasaba entre una madre y sus tres hijas pendencieras. Les digo que me sorprendió por lo interesante que resultó el texto y las imágenes tomadas por ellos. Como casi todos los grupos optaron por presentar la fotonovela en PPS y como mural, hubo la cuestión de la revelación e impresión en papel de las fotos (todas en blanco y negro). Y fue justamente con motivo de las fotos que nos juntamos a los profes de Física y Química para investigar un poco más sobre cómo funciona ese registro de imágenes a partir de una cámara digital, el proceso de revelación de las imágenes y su impresión en papel. Mientras trabajábamos con el texto propiamente dicho y con la ejecución de la actividad, el grupo ahora buscaba más informaciones sobre la fotografía, la historia de las cámaras y los varios procesos para la revelación de las imágenes, entrando en cuestiones de la Óptica y de la Química (sobre la revelación manual de fotos).

Para concluir, les digo que trabajar en conjunto es algo que siempre termina por sorprendernos de alguna manera, sea por las dificultades normales derivadas del proceso mismo, sea por los resultados alcanzados cuando muchas cabezas se ponen a pensar a la vez.