Como hemos discutido en nuestro artículo anterior , (https://espaciosantillanaespanol.com.br//la-traduccion-como-quinta-habilidad-una-discusion-actual/), aunque muchos profesores vean la traducción como algo a evitarse en clase y otros la vean como una metodología conectada a la comprensión del texto palabra por palabra, hoy por hoy, con base en nuevos estudios, proponemos una concepción distinta. La traducción se plantea, así, como quinta habilidad (CARVALHO y PONTES, 2014), como forma de comprensión no solo del texto, sino también de los aspectos interculturales, que juegan un papel fundamental en la comunicación en otra lengua.

De acuerdo con lo prometido,  en este artículo vamos a proponer algunas posibles actividades en las que el alumno pueda pensar la traducción de una manera distinta.

Son diversos los textos en lengua extranjera que circulan en nuestro cotidiano y es posible empezar una propuesta de trabajo con los alumnos realizando esa observación. Además de textos en productos en un mercado (galletas, chocolates, productos de belleza etc.), consumimos productos de información y cultura originarios de países e idiomas distintos (películas, canciones, propagandas, noticias, libros etc.). El profesor puede empezar incentivando a los alumnos a observar y a reflexionar sobre un producto en específico y buscando señalar qué adaptaciones han sido necesarias para que este producto alcanzara el mercado brasileño, por ejemplo.

En la televisión comercial, tenemos ejemplos bastante antiguos de programas que alcanzaron gran éxito, como “El chavo del 8”, con doblajes en portugués que, comparadas al original, muestran diversas adaptaciones necesarias para que los juegos de palabras y chistes, o aspectos de la historia, pudieran ser entendidos por el público brasileño. En ese sentido, este puede ser un primer trabajo de traducción: comparar episodios en portugués y en español, mostrando la transcripción de cada uno para que los alumnos encuentren qué elementos fueron adaptados –algunos, incluso, sin que alcanzaran el blanco de comprensión en la lengua de traducción–.

Otro ámbito cercano a los alumnos es el de la música. Muchos cantautores en lengua española han tenido versiones de sus canciones al portugués o bien, cantantes brasileños buscan un mercado hispanohablante y producen versiones al español. La comparación de ambas letras (considerando que, además de las cuestiones culturales, existe una preocupación con el ritmo de la música y la preservación de una letra que se encaje en ella) puede resultar bastante interesante.

Por fin, sugerimos que el profesor trabaje con propagandas en portugués y español y, asociado a un trabajo con el género textual y con aspectos lingüísticos, pida que sus alumnos realicen versiones de un idioma a otro observando los cambios necesarios para que el mensaje alcance al público blanco. Deberán estar atentos, por ejemplo, a la utilización en exceso de pronombres de tratamiento que no existirán en español, al uso del infinitivo en portugués, inexistente en español, a la formalidad o informalidad del tratamiento en la propaganda, a las jergas, a las expresiones idiomáticas etc.

 

Estas son algunas claves para un trabajo escolar con la traducción que busca ampliar la conciencia del alumno frente a las semejanzas y diferencias entre el español y el portugués y a la importancia de la comprensión de los aspectos culturales en la comunicación efectiva.

 

Referencia bibliográfica

CARVALHO, T. L. de, PONTES, V. O. de. (Org.) Tradução e ensino de línguas: desafios e perspectivas. Mossoró: UERN. 2014.