A partir de la primera entrega en este blog, un mes atrás, donde presentamos a Voki, que es una posibilidad para trabajar con avatares hablantes, varios profesores estuvimos conversando sobre el uso del audio en las clases de lengua.

En esta segunda entrega quiero contribuir con algo más sobre ese mismo tema, pues considero que la destreza oral es la menos favorecida en las clases de lengua en las escuelas y pienso que las TIC (Tecnologías de la información y la Comunicación) pueden ser de gran ayuda en ese sentido, tanto para la enseñanza a distancia como para las tareas fuera del horario de clases en la enseñanza presencial, siempre que haya las condiciones mínimas necesarias.

Existen numerosas posibilidades técnicas para el trabajo con audio y comentaremos varias en otras ocasiones, pero ahora quiero hablar de dos posibilidades minimalistas, o sea, muy sencillas para su manipulación y aprendizaje, así como poco exigentes desde el punto de vista técnico. Se trata de Vocaroo y Record MP3, dos utilidades que permiten grabar tu voz y salvarla en archivos en formato mp3.

Una de sus facilidades es que generan archivos con calidad telefónica, o sea, que son suficientes para escuchar con claridad la voz grabada, pero son de un tamaño mucho menor que los archivos grabados de música. Ese tamaño reducido del archivo facilita enormemente su envío o descarga, algo que es fundamental cuando la velocidad de Internet que tengamos no sea muy buena.

Pasemos a dar algunas orientaciones bien sintéticas  de cómo usar esas dos posibilidades.

 15Gonzalo_02-1vocaroo

Cuando llegues a la página de Vocaroo y pulses en “Click to record” para grabar tu voz, aparecerá un aviso del Adobe Flash player pidiendo permiso para utilizar el micrófono del dispositivo en uso que deberás aceptar. Cuando lo permitas, ya tu voz estará siendo  grabada. Para detener la grabación basta pulsar el botón “Click to stop”. En ese momento aparecerán las opciones de escuchar la grabación (opción “Listen”) o volver a grabar (opción “Retry”).

Cuando estés satisfecho con la grabación realizada, pulsa en “Click here to save” para salvarla. Por último, Vocaroo te ofrece un enlace al archivo, generado en mp3, que podrás enviar por e-mail o divulgar en algún blog, por ejemplo. También podrás salvarlo en tu computadora en varios formatos. Así de sencillo.

Grabar tu voz con Record MP3 es muy semejante al anterior.

15Gonzalo_02-2recordmp3

Haz clic en este enlace y pulsa en el botón que dice “Okay, got it”. Surgirá el mismo aviso de permiso para el Flash que en el ejemplo anterior y te pedirá para marcar la casilla donde indicas que permites el uso de tu micrófono. Después, debes pulsar en “Fechar”. Cuando pulses de nuevo en “Okay” aparecerá el botón para grabar el audio, como se ve en esta figura.

15Gonzalo_02-3recordmp3b

Puedes iniciar la grabación apretando el botón “Record” y detenerla con el botón “Stop”. Cuando termines, podrás escucharla pulsando el botón “Play”. Si no estás satisfecho con el resultado, puedes hacer una nueva grabación pulsando en el botón “Start Over”. Si ya está el audio como deseas, entonces haz clic en el botón “Save recording”. Después de un breve intervalo de procesamiento aparecerá un enlace a tu archivo que podrás copiar para compartirlo con otros, o bien puedes guardar en tu computadora el archivo en mp3 generado para su uso posterior.

Como puedes ver, estas dos utilidades son muy semejantes y no necesitas instalar nada en tu computadora. Puedes probar las dos y ver cuál es de tu preferencia para preparar actividades donde los alumnos tengan que hablar y producir sus audios en la lengua que están aprendiendo.

Hay otras posibilidades de trabajo con audios, pero estas me parece que son las más sencillas. Les invito a que las prueben y compartan sus experiencias o impresiones con nosotros.