Cuando se piensa en ejercicios para la fijación de un determinado vocabulario, lo corriente es que las actividades se repitan, aunque con una pizca lúdica. Tal es la opinión de muchos profes y alumnos a la hora de trabajar con determinados ejes temáticos. Pensando en ello, les traigo tres posibilidades distintas, adecuadas principalmente a los más chicos.

La primera actividad es un crucigrama al revés. Le presentamos al alumno la grilla con las respuestas transcritas con símbolos (correspondiente a las palabras seleccionadas) y una pequeña tabla con el código necesario para que el alumno descifre la información codificada. Para montar el código, parta de una lista de palabras no muy larga. Considere las letras necesarias a la escritura de los vocablos elegidos (a cada letra, un símbolo), cuidando para que no todas las letras aparezcan en la tabla del código, de manera a que el alumno pueda inferirlas en el contexto, como en el ejemplo a continuación.

Descifra los símbolos y escribe las palabras correspondientes.

Sem título

La segunda actividad abarca la lectura y la comparación. Partiendo de una pequeña frase, repartimos las letras entre dos tableros distintos, cuidando para que las letras se mantengan en el orden de lectura. Las casillas rayadas corresponden a un hueco o le señalan al alumno a que busque la letra siguiente en el tablero opuesto al que está en el momento. Para confirmar la lectura, es necesario que se vaya escribiendo la información tan pronto la identifiquemos, eliminando las letras ya utilizadas. ¡Ojo! Las líneas leídas deberán ser equivalentes: la primera del primer tablero con la primera del segundo tablero, la segunda con la otra segunda…

Hasta que se complete la frase.

MENSAJE OCULTO – Descubre el mensaje, juntando las letras del tablero de arriba con las letras del tablero de abajo. Comienza por las letras de la primera línea de cada tablero y así por delante. Las casillas oscuras marcan la ausencia de letras o espacios entre las palabras.

Sem título1

La tercera actividad trabaja con la orientación espacial. Para montar la actividad, elija un número reducido de palabras. Organice aleatoriamente las letras necesarias para escribirlas en un pequeño tablero. Letras repetidas aparecerán en el tablero una única vez. Luego, partiendo de la letra inicial de cada una de las palabras seleccionadas, indique la posición de las letras siguientes, considerando su ubicación en el tablero. A cada letra le corresponderá una pista para su correcta identificación. Para evitar que el alumno “adivine” la respuesta sin considerar las pistas, lo mejor es que se trabaje con las palabras en plural, por ejemplo, o en el femenino, como en los ejemplos a continuación. Las respuestas aparecen en rojo.

DESAFÍO – Sigue las pistas y escribe las palabras encontradas.

P M N

T

U A O

H

E L R

B

S D I

J

 

giu

Con alumnos de niveles más avanzados, propóngales a que sean ellos los que elaboren las actividades a sus compañeros de clase.