Un nuevo año empieza y los profesores todavía disfrutamos las vacaciones, sin embargo, ya es hora de empezar a pensar y los proyectos e ideas no paran. Un mes antes de volver al salón de clases, ya planeamos las actividades que nos gustaría realizar, nos entusiasmamos imaginando como nuestros alumnos disfrutarán con un aprendizaje activo, significativo y crítico.

 

Bueno, para ayudar a los profesores en esa labor, propongo algunas ideas que pueden desarrollarse con los alumnos de la enseñanza primaria, denominada en Brasil como Ensino Fundamental  en su segundo ciclo.

 

Como profesora de alumnos de los octavos y novenos años, busco asociar los materiales adoptados, como el libro texto y los libros de lectura, a proyectos más amplios en los que pueda promover una reflexión crítica y el desarrollo de los aspectos socio-culturales en el proceso de enseñanza-aprendizaje por medio de temas.  Las ideas de esos materiales pueden ser muchas veces bien aprovechados e interesantes y orientar al profesor, que buscará añadir elementos que considere destacados para atender a las necesidades y la realidad de sus alumnos. Obviamente, debe considerarse el tiempo disponible del profesor, cuantas clases imparte por semana, pero con un buen plan, logramos convertir el proceso en algo natural y dinámico.

 

Los proyectos que integran las lenguas extranjeras a otras asignaturas son comunes actualmente, pero pueden ir más allá del contenido y motivar a los alumnos a buscar en otros ámbitos y a desarrollar otras habilidades de manera natural.

 

Así, una de las sugerencias que traigo es el trabajo con temas. Propongo como ejemplo, el tema de la gastronomía. El profesor puede proponer asociar una investigación sobre los alimentos, sus propiedades, la importancia de la buena alimentación a los hábitos alimentarios de diferentes culturas, destacando los platos y productos de cada uno de los países que hablan español. Se pueden orientar a los alumnos en una primera etapa a buscar cuáles son los productos del país o región, sus platos típicos, si están asociados a una estación del año, a alguna fiesta popular. El objetivo es, justamente, el de mostrar las semejanzas y valorar las diferencias culturales. En general, los alumnos afirman que nos les gustaría comer platos tan “raros”, o piensan que todos los lugares deben poseer lo que es típico de su país, como “pão de queijo” o el famoso arroz com feijão”. El profesor debe incentivar la idea de pluralidad y el placer por probar lo distinto, lo que se puede ejemplificar de manera significativa con el tema de la comida.

Si al profesor le parece posible, puede promocionar el trabajo con algunas recetas culinarias, realizarlas con los alumnos o llevar algo para que puedan probar. Por lo general, a los alumnos les motiva mucho ese proceso.

 

Con dichas actividades el profesor podrá dedicarse al aprendizaje del léxico, la gramática, la cultura de manera efectiva, y puede ampliarse uniendo la temática a otros materiales, por ejemplo, los extractos de textos literarios, como el libro “Como agua para chocolate” de la autora mexicana Laura Esquivel.  Igualmente, escenas de la película del mismo nombre pueden servir para discutir la idea de la comida como parte de la vida, la muerte, la identidad.

 

Otro material que se puede utilizar de manera interesante e integrada es la música. Al principio de las clases o para cerrar la secuencia didáctica, el profesor podría proponer la audición de la canción “Latinoamerica” del grupo Puerto Riqueño Calle 13.  En un primer momento, se realiza el visionado del video clip y, a continuación,  trabajar con los alumnos los elementos de la letra de la canción que se refieren a la geografía del continente, a la Historia, la cultura y, obviamente, los alimentos y la tierra de donde provienen:
“Soy un pedazo de tierra que vale la pena
Una canasta con frijoles, soy Maradona contra Inglaterra
Anotándote dos goles
[…]
Una viña repleta de uvas
Un cañaveral bajo el sol en Cuba
Soy el mar Caribe que vigila las casitas
Haciendo rituales de agua bendita
El viento que peina mi cabellos
Soy, todos los santos que cuelgan de mi cuello
El jugo de mi lucha no es artificial
Porque el abono de mi tierra es natural “
De manera bastante resumida, pienso haber mostrado algunas claves que no son, de ninguna manera, definitivas o acabadas, pero que pueden ofrecer nuevas perspectivas para el trabajo de los profesores.

 

 

 

Referencias bibliográficas

 

COMO agua para chocolate. Afonso Arau. México. Miramax Films, 1992. (105mm): son., color. DVD.

ESQUIVEL, Laura. Como Agua para chocolate. Buenos Aires: Debolsillo. 2003.