Es una provocación habitual en las clases de lingüística empezar afirmando que las lenguas no existen. Y es un buen comienzo. Inmediatamente surgen caras de extrañeza, gente rascando la cabeza,…
Sigue leyendo »