Solemos ver, circulando entre profesores de lenguas de los más distintos niveles de enseñanza, frases como la que intitula este artículo: si enseño a partir de textos, es porque no enseño gramática.

Pues… ¡No!

Entendemos que esta creencia parte de un concepto de gramática como un conjunto de reglas fijas, construidas a partir de textos literarios canónicos, que deberían aplicarse cuando se usa la lengua. Ésta es una visión, tal vez la que más se ve por ahí,  incluso en la prensa, pero no es la nuestra y tampoco la de lingüistas y expertos en educación lingüística.

Nosotras pensamos, conforme el Círculo de Bajtín, que la interacción lingüística se da por medio de enunciados, no de oraciones, que se organizan en “tipos relativamente estables”: los géneros discursivos. Cada género, por ejemplo, una noticia, una entrada de diccionario, una ponencia, un debate político, una charla entre amigas/os, tiene características que suelen repetirse todas las veces que lo usamos. Entre estas características están los elementos gramaticales que, según Bajtín, con el léxico y la fraseología, forman parte del estilo del género.

Por lo tanto, si voy a abordar textos, sea para comprensión o para producción, a partir del concepto de género discursivo, tengo que tratar de sus aspectos temáticos, composicionales y estilísticos que, como acabamos de decir, incluyen sus elementos gramaticales.

Así pues, si mi objetivo en una actividad es trabajar una noticia periodística, es importante abordar los sentidos y usos de los verbos en presente y en pasado que suelen aparecer en este género; igualmente, preparo preguntas sobre discurso directo e indirecto, pues son muy frecuentes las citas en las noticias. Fue lo que hicimos en la unidad 2 del volumen 1 de nuestro libro Sentidos en lengua española. Otro ejemplo: al trabajar el género historieta, se puede poner de relieve los coloquialismos y pronombres complemento; fue lo que observamos y elaboramos para la unidad 1 del volumen 3 de Sentidos. Ya si la tarea es con una presentación institucional, es frecuente el uso de la primera persona de plural y de verbos en presente y pasado, conforme observamos en Sentidos, unidad 1, volumen 2.

También en Sentidos, tras cada unidad, hay un apéndice llamado El estilo del género, en el que enfocamos, de forma más detenida, las características gramaticales y lexicales de los géneros presentes en la unidad que lo antecede.

Bueno. La gramática forma parte del estilo de cada género, pero… ¿es efectivamente necesario trabajar la gramática si el objetivo es la comprensión o la producción de textos escritos y orales? Sí, porque no queremos que el estudiante solamente comprenda o produzca aquel texto que está en la actividad, sino que, poco a poco, tenga autonomía para comprender y producir otros textos, que tenga condiciones de reflexionar sobre la lengua, sus usos y sentidos. Esto es promover educación lingüística en lenguas adicionales. Es lo que defendemos y lo que creemos que es necesario hacer, en nuestra asignatura escolar, para la promoción del “pleno desenvolvimento do educando, seu preparo para o exercício da cidadania e sua qualificação para o trabalho”, conforme determina la LDB – Lei de Diretrizes e Bases da Educação Nacional como principio fundamental de la educación en nuestro país.