Motivar a los alumnos no siempre es una tarea fácil para los profesores, principalmente cuando queremos enseñar contenidos que son más difíciles de comprender.

Sin embargo, cuando le añadimos un poco de diversión a nuestras clases, el escenario cambia. Como por arte de magia, los alumnos se muestran interesados y participativos.

Es cierto que la diversión no es atractiva tan solo para los alumnos, a fin de cuentas, ¿quiénes no se entretienen y se dejan llevar en situaciones interactivas y relajantes?

Una iniciativa de Volkswagen (sí, la empresa de coches) con la agencia de publicidad DDB Stockholm resultó en la campaña “The Fun Theories” (La teoría de la diversión), que tiene como objetivo mostrar que la entretención es la forma más fácil de cambiar comportamientos – y para mejor.

De esa campaña, nos llama la atención el vídeo “Piano stairs”. Planteando la cuestión “¿pueden más personas elegir las escaleras si las dejamos más divertidas?”, él nos muestra que sí. Veamos por qué:

 

01AdrianaA_set

 

Si una escalera puede ser divertida y hacer que las personas la utilicen un 66% más cuando se transforma en un piano, ¿se imaginan lo que se puede lograr con apenas algunas transformaciones en nuestras clases?

Sin lugar a dudas, la diversión funciona.