A lo largo de casi 11 años trabajando con los cursos de formación en el área de Secretariado Ejecutivo, pude realizar distintos trabajos de investigación sobre la enseñanza de español para ese público. El tema de las necesidades, por ejemplo, fue uno de los objetos de trabajos que realicé. ¿Qué funciones comunicativas y géneros necesitan de hecho dominar las secretarias para ejercer su labor?

En los cursos de formación superior de secretariado los alumnos disponen de, por lo menos, cuatro semestres de clases del idioma, por lo que, en general, adoptamos un libro texto. Los materiales existentes en el mercado inicialmente  eran más bien los utilizados en cursos de español para los negocios, con una visión más volcada al vocabulario técnico y a la lengua de especificidad para alumnos que ya poseían dominio considerado básico. Este hecho, de por sí, representaba un problema para elegir el material de curso.

Conforme discutí en el artículo anterior en este blog, en mi opinión, no se pueden considerar a estos libros materiales realmente para fines específicos porque no atienden aquellos alumnos que no tengan conocimiento previo del idioma y, segundo, porque producen realidades fijas, muchas veces lejanas de las identificadas en procesos de análisis de necesidades reales. Los últimos años, el mercado editorial ha abierto un poco más las opciones, pero todavía vemos un número limitado de obras que atiendan a ese sector, por lo que seguimos creando materiales propios y adoptando materiales de negocios por la posibilidad de tratar de temas que complementan nuestras clases, sea por el vocabulario, sea por los audios que ofrecen. De todos modos, lo ideal es la búsqueda de materiales que tengan que ver con la realidad del alumno y su futuro profesional.

En ese sentido, ¿qué funciones y géneros el secretario o secretaria debe dominar? De acuerdo con un estudio que realicé en dos etapas, desde 2005 hasta 2009, las funciones más necesarias señaladas en los dos momentos de investigación fueron las funciones orales de hablar por teléfono y recibir a clientes. En el caso de los géneros escritos, los participantes indicaron como más necesaria la lectura de textos diversos en español el 80% de las ocasiones. Por último, la redacción de mensajes de correo electrónico representó el 20% de las actividades del secretario.

De acuerdo con los resultados de ese trabajo, pude dirigir más aún las clases de mis grupos iniciales para el desarrollo de funciones orales, específicamente las vinculadas a relaciones interpersonales como presentarse y presentar a otros, describirse y resumir datos como la biografía personal y el historial de una empresa, bien como las llamadas telefónicas, pues dichas funciones representaban lo principal del cotidiano de esos profesionales. Además, el desarrollo de la escritura de mensajes escritos con foco en las estrategias tomadas de las correspondencias comerciales les ayuda a poder intercambiar mensajes cortos y eficientes desde los primeros semestres de estudios del español.

Aunque trabajemos, como en los casos que ejemplifiqué, con elementos considerados iniciales en cursos de lengua española, como presentarse, saludar, despedirse etc., lo importante es que el profesor esté consciente de las necesidades del alumno y le proporcione aprender de forma integrada a su realidad, focalizando desde el principio en formas de actuación más reales y concretas.