En mis textos anteriores en este blog, presenté partes de mi propuesta de un curso de lengua española para adultos con base en temas culturales y medios como el cine, el “Español Dinámico: aprenda lengua y cultura”. El referido curso, creado en el año 2009 para la COEGAE-PUCSP, se basaba en algunos puntos teóricos clave y, además, proponía la heterogeneidad de los grupos. Al proponer la creación del curso con base en módulos independientes, se rompía el  paradigma de la progresión por niveles de aprendizaje, como básico, intermedio y avanzado. La libertad del alumno para transitar por los módulos, desde mi punto de vista podría, además de favorecerles un aprendizaje por medio de la interacción con otros compañeros, ser un aspecto motivador más, ya que cada módulo poseía un tema de interés: el cine de Almodóvar, el cine Latinoamericano, las Artes, la Literatura y la Música. De esa manera, elegían aquel módulo que desearan y en el orden que quisieran.

En el proceso de investigación que realicé en mi doctorado quise, además, obtener de los alumnos sus percepciones sobre la heterogeneidad en el salón de clase, pues tenía recelo de que algunos alumnos iniciantes se sintieran inhibidos por aquellos que ya sabían un poco más del idioma. Así, presento aquí algunos de los resultados que obtuve a ese respecto.

Los resultados de la aplicación del cuestionario de evaluación final (CA) revelaron que, para todos los alumnos que lo respondieron (seis), la heterogeneidad del grupo fue benéfica, al contrario de lo que inicialmente se podría esperar. Los participantes afirmaron que:

Los alumnos iniciantes pueden aprender con los más avanzados (A2-CA).

Estimula más el aprendizaje (A5-CA).

Hay dudas que no aparecen en un grupo homogéneo (A7-CA).

Pude oír y hablar con personas que tenían un español mejor que el mío y aprender con eso (A8-CA).[1]

Pese al resultado positivo del cuestionario, pude en una de las entrevistas obtener la percepción de una de las participantes para quien había, de hecho, cierta inhibición en expresarse oralmente debido a la heterogeneidad del grupo:

A5: […] hay algunas personas que ya hablan más… tienen… más conocimiento y quien tiene menos acaba… no, voy a hablar ahora…voy a esperar… (A5- entrevista)

De todos modos, los resultados parciales que aquí traigo indican que el aprendizaje en grupos heterogéneos es benéfico y, además, el curso basado en contenidos temáticos, en el que el foco no son los elementos gramaticales en un orden canónico lineal basado en niveles, sino en los temas, géneros textuales y funciones comunicativas, puede resultar en un aprendizaje más real y cercano a la realidad del uso de la lengua, promoviendo una reflexión, como parte de la formación integral del individuo, más allá de lo meramente lingüístico.

[1] Las respuestas de los participantes se han vertido al español.