En los últimos artículos, he tratado de la cuestión de elaboración de materiales bajo el foco de la cultura. Presenté una secuencia con la utilización del cine como herramienta y contenido de las clases de español como LE para adultos y planteé posibilidades para las diferentes habilidades comunicativas. Hablando sobre el tema  del diseño de materiales, no podría dejar de discutir la cuestión de la elaboración y diseño de cursos.

Cada vez más, frente a la necesidad de aprendizaje del español por los más diversos sectores de la sociedad, se verifica que los cursos tradicionales con larga duración dejan de atender a las reales necesidades de los alumnos/profesionales que buscan el dominio del idioma para sus funciones laborales cotidianas. En ese sentido, el enfoque de Enseñanza de Lenguas para Fines Específicos se plantea como un camino adecuado y más interesante para una propuesta más efectiva y rápida de aprendizaje.

Para empezar, es necesario recordar que los cursos de Lenguas para Fines Específicos no se tratan de cursos con el objetivo de enseñar un vocabulario específico y, desde luego, no se trata de darles a los alumnos listas de palabras, como hasta hace algunos años se creía tratarse. Tampoco podemos poner bajo la misma denominación “español de los negocios” todos los cursos que buscan dar soporte a los profesionales de distintas áreas que necesitan la lengua española para el desarrollo de sus funciones laborales. Incluso, desde hace algunos años, muchos profesores imparten las clases de lengua en la empresa misma donde trabajan los alumnos. Lo que se nota es que todavía muchos profesores, aunque puedan acceder al contexto laboral del alumno, impartiendo las clases dentro de las empresas, prefieren adoptar libros texto de cursos regulares de español diseñados para cursos que denominamos aquí como “generales”, o sea, divididos por niveles de proficiencia y con el objetivo del desarrollo de las cuatro destrezas comunicativas a la vez. En otros casos,  eligen  materiales de “negocios” para atender a la demanda; sin embargo, pocos profundizan sobre esa realidad laboral o analizan el proceso del alumnos en dicho contexto que supone limitaciones y ventajas propias que, seguramente, influyen y forman parte del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Así, para el diseño de un verdadero curso de Lenguas para Fines Específicos, lo primero que hace falta es entender que su corazón debe ser el Análisis de Necesidades. Este análisis se puede realizar de distintas maneras, pero la más común y utilizada es la elaboración de un cuestionario.

No es tarea simple realizar un buen cuestionario, sin embargo, es importante observar que el buen cuestionario de Análisis de Necesidades debe ser amplio, con el propósito de proveer una base racional para el diseño del curso, la elección de los contenidos, la metodología de trabajo y la evaluación.

En él, se buscan responder preguntas como: por qué quiere el estudiante aprender; quién o quiénes se involucrarán en el proceso; dónde se realizará el proceso de aprendizaje; qué limitaciones impondrá; cuándo se dará el curso; de cuánto tiempo se dispone y cómo estará dividido. Además, el profesor y autor del diseño del curso debe buscar saber qué quiere aprender el alumno; qué aspectos del lenguaje son necesarios y cómo se describirán; qué nivel de lengua alcanzará;  qué temas y áreas se discutirán y, por fin, qué metodología se adoptará para el proceso.

Segundo Hutchinson y Waters (1987, p. 53), los aprendices evidencian no solo  necesidades, sino también los “deseos” y “lagunas” (needs, wants and lacks) (1987, p.55-57). En el momento del diseño de curso y la posterior elaboración y elección de materiales, todos esos aspectos deben considerarse. Asimismo, el profesor necesita saber “oír al alumno”, actuar como investigador todo el tiempo, pues así podrá aprovecharse del conocimiento específico del área que tiene su alumno, quien, en ese caso, es un informante sobre los aspectos de su trabajo que el profesor de lengua muchas veces no conoce y que tendrá que conocer para poder ayudar al alumno a dominarlo en lengua extranjera.

Referencias bibliográficas

HUTCHINSON, Tom; WATERS, Alan. English for Specific Purpouses: a Learning- Centred Approach. Cambridge University Press, 1987.