¡Mucho me alegra haber sido invitada a este espacio! ¡Ojalá algo que pueda compartir aquí sea novedoso para alguien!

Pues… la invitación me llegó al final del trimestre que, coincidentemente, es inicio del semestre… O sea, momento de evaluaciones, justo cuando los estudiantes recién volvieron de las vacaciones… Y, sabemos todos, ¡vacaciones son vacaciones! De nada adelanta esperar que los chicos hayan estado pendientes de libros y estudios.

Así que me vi en la situación de repasar los contenidos rápidamente, para certificarme de que la memoria de los muchachos y muchachas estaba despierta.

Fue entonces que resolví probar un recurso que no conocía: el Plickers. Es una herramienta sencilla que permite al profesor saber instantáneamente cuáles fueron las respuestas de sus estudiantes en un determinado test. Vale, pero… ¿qué hay de nuevo ahí? – me van a preguntar – se hace esto con varias aplicaciones. Bien, con sinceridad, pienso que pocas cosas son absolutamente novedosas. Siempre habrá algo ya hecho de una u otra manera o alguien que ya utilizó uno u otro recurso. La novedad está en cómo hacer y en los resultados que obtenemos. Plickers permite que el profesor recopile las respuestas sin que los alumnos utilicen aparatos digitales. Así, adiós problemas con tabletas y Smartphone y, principalmente, adiós problemas con Wi Fi – ¡y todos sabemos que la señal de Wi Fi es siempre un misterio, principalmente si hay muchos usuarios conectados a la vez!

La aplicacióplickers1n genera tarjetas con un QR Code (código de respuesta rápida) como el de la derecha, identificadas por números que corresponden a cada estudiante. A cada lado del código aparecen, en tamaño reducido, las letras A, B, C y D; a la hora de contestar la actividad, el alumno deja la respuesta en la parte superior, y el profe, captura las respuestas con la cámara de su móvil, desde lejos. Sí, es verdad: no hace falta acercarse a cada estudiante individualmente, ¡la aplicación capta varias imágenes a la vez!

Instantáneamente, Plickers contabiliza las respuestas y arma, en la pantalla del profe, el gráfico de los aciertos.

Funcionó así: abrí una cuenta en www.plickers.com (lo único que necesitas es tener un correo electrónico y, si tienes una cuenta Google, puedes aprovecharla). Luego, en “Classes”, añadí a mis alumnos (puedes utilizar el famoso ctrl c/ctrl v en “Add Roster”, sin asombros).

En “Library”, ingresé las preguntas:

plickers2

En paralelo, imprimí las tarjetas en cartulina (para reutilizarlas después).

El día de la actividad, utilicé la pizarra digital para proyectar las preguntas desde la versión web de Plickers. En mi Smartphone, abrí la aplicación previamente instalada (hay versión para iOS y Android), elegí el grupo y empezamos a jugar.

En la pizarra, al lado de las preguntas, dejé que aparecieran los nombres de los alumnos para que pudieran acompañar si habían contestado o no (lógicamente, sin que vieran las respuestas dadas, para no exponerlos).

Fue toda una diversión, puesto que uno le cobraba al otro que contestara y todos se preocupaban si una pregunta obtenía más respuestas equivocadas que ciertas. Y con esto íbamos repasando los contenidos y sacando las dudas. Además, para adolescentes acostumbrados al mundo digital, les parecía un tanto mágico que la computadora estaba interactuando con un simple trozo de papel.

Luego de terminar la clase, pude ver con calma el resultado de cada estudiante – Plickers emite informes detallados (las respuestas dadas por cada alumno y el índice de aciertos).

También es posible, si necesario, generar e imprimir el archivo correspondiente a la actividad de cada uno, como si fuera una prueba.

¿Si voy a utilizar el recurso una vez más? Por supuesto que sí, pues a los chicos les encantó. ¿Qué haré de distinto? Debo tratar de encontrar una manera de categorizar las actividades, pues la aplicación guarda el histórico de resultados de cada pregunta – y esto puede ser muy útil – y permite reutilizarlas en otras ocasiones.

Si te animas a utilizar el Plickers, cuéntame cómo te fue. ¡Un abrazo!