A lo largo de nuestra carrera como profesores son muchas las dudas y agobios por los que pasamos. Preparados o no, con una libertad mayor o menor, decidimos los programas y el contenido de cursos, los materiales y los métodos con los que iremos, o, creemos, debemos desarrollar el proceso de enseñanza-aprendizaje. De la misma manera, más o menos conscientes, buscamos soluciones para las dificultades que se presentan en el salón de clase, muchas veces sin más herramientas que nuestras intuiciones.

En ese contexto, el libro didáctico se presenta como parte integrante de estos planteamientos y fuente del surgimiento de creencias variadas, que van desde el papel que se le asigna en el aula (“guía única”, “dueño de la verdad”, “apoyo”) hasta sus potencialidades y alcance. De acuerdo con diversos autores que discuten el papel de los libros texto, muchas veces este se establece como solución única para algunos profesores, y para otros como problema, como apunta Ramos (2009, p.1). Si por un lado, el libro orienta y enseña, por otro, puede convertirse en camisa de fuerza.

Como profesora en el curso de posgrado de formación de profesores en la COGEAE-PUCSP, planteo frecuentemente a los alumnos/profesores dudas y problemas con los que yo misma me he enfrentado a lo largo de mi práctica como profesora. Creo que todos debemos poner a prueba nuestras creencias y buscar entender como estas también conducen nuestra práctica pedagógica.

Como parte de ese ejercicio de reflexión, realizo con todos los grupos de alumnos del curso actividades de análisis de los materiales más conocidos y usados por ellos en sus clases de español como lengua extranjera (ELE) en las diversas instituciones de educación donde actúan. Para ello, es necesario que el profesor conozca las teorías de enseñanza-aprendizaje y de lenguaje, así como los métodos y enfoques más utilizados. Sin ese conocimiento teórico, el profesor podrá apenas establecer conexiones con su práctica y entender la base de elaboración de los materiales que utiliza. Asimismo, para dicha evaluación, buscamos el apoyo teórico, como listas de criterios de evaluación de materiales, como los de Ramos (2009) y Dias (2009).

Entre otros problemas, vemos que tanto los profesores, como las instituciones, construyen discursos incoherentes con la práctica, muchas veces, dirigidos hacia la lógica del mercado, y lejos de cualquier preocupación pedagógica. La formación, creo, debe ser la fundación para una transformación. Al observar nuestra práctica y los instrumentos que utilizamos para realizarla, empezamos a entender ese nuevo camino. Estoy de acuerdo con Ramos (2009, p.8), que afirma que el proceso de evaluación es fundamental no solo para que el profesor realice elecciones informadas, sino para que también pueda mejorar su competencia profesional.

Sin embargo, sé que esta no es una jornada fácil, ya que el contexto y las prácticas establecidas deben ser modificadas con la participación, tanto de profesores, como también y, principalmente, de directores, coordinadores, editores y autores. Esto se confirma en nuestra labor cotidiana y en los ejemplos que, desgraciadamente, aún tenemos. En diversas escuelas de idiomas, el profesor reproduce una práctica aislada de una reflexión real. ¿Qué somos? ¿Somos entonces solamente los repetidores de algo pensado por otros? ¿A qué ideologías servimos, al fin y al cabo?

Las cuestiones siguen, así como nuestra labor, y creo que, por medio de la investigación, por lo menos, podremos tener claridad de nuestras prácticas y mayor autonomía, buscando siempre multiplicar esa mirada crítica en nuestra formación continuada y, en consecuencia, en la de nuestros alumnos.

Lecturas recomendadas

RAMOS, R.C.G. 2009. O livro didático de língua inglesa para o Ensino Fundamental e Médio: papeis, avaliação e potencialidades. In: DIAS, R., CRISTÓVÃO, V.L.L. O livro didático de língua estrangeira: múltiplas perspectivas. São Paulo: Mercado de Letras.

DIAS, R. Critérios para avaliação do livro didático de língua estrangeira no contexto do Segundo ciclo do Ensino Fundamental. In: DIAS, R., CRISTÓVÃO, V.L.L. O livro didático de língua estrangeira: múltiplas perspectivas. São Paulo: Mercado de Letras.