Queridos lectores de este blog, maestros de español y alumnos de Letras, este artículo no propondrá respuestas, pero, más bien, quiere compartir el espanto que parece tomarnos a todos a cada día y pensar los caminos probables de acción de los que tenemos como labor difundir y enseñar el español en Brasil en este momento. La nueva onda de cambios definidos por el actual Ministerio de la Educación nos plantea una realidad frente a nuestro trabajo como docentes de lengua española, ya que se termina con ella también la obligatoriedad de la enseñanza del español para alumnos de Secundaria (Ensino Médio) en el país instituida por la Ley n. 11.161, de 5 de agosto de 2005, ahora revocada.

Si muchos profesores de la red pública ya temen por su trabajo, obviamente, esa nueva realidad repercutirá a la vez en los cursos de formación de profesores de la lengua en las universidades que, si ya no habían sufrido un impacto con el descenso de la profesión docente frente a los ojos de los más jóvenes, ahora pierden aún más con esa nueva resolución.

Así, los cambios propuestos, y todavía inciertos en su implementación, de la Reforma do Ensino Médio, nos convocan a una reflexión profunda sobre lo que podremos esperar y pensar alternativas, una vez que la demanda de la lengua española no desaparecerá del mercado laboral y académico, pese a los esfuerzos ideológicos de aquellos que la rechazan.

Como maestra de inglés y español en los más diversos contextos, puedo afirmar que los conocimientos de inglés no bastan para que las empresas puedan actuar en este y otros continentes. La demanda de muchas de ellas es la de que sus colaboradores hablen el español. Como si la demanda del mercado no fuera suficiente, el turismo es otro sector en el que seguimos fallando profundamente. Pese a nuestro potencial natural y cultural, no desarrollamos todas nuestras potencialidades a la hora de recibir a los turistas, sea cual sea su idioma. Así, la realidad sigue siendo la de un país con potencial turístico, un país clave en el contexto sudamericano y, además, en búsqueda de expandirse cada vez más lo que demanda, a la vez, que sus ciudadanos actúen activamente y posean una capacidad global de comunicarse con otras culturas y en otras lenguas.

Recientemente el Ministerio de Turismo ha lanzado una campaña en la que su eslogan dice: “Aquí hablamos portuñol: en Brasil todo mundo se entiende”. No queremos sugerir ningún tipo de prejuicio lingüístico y reconocemos la existencia de una lengua híbrida en muchas regiones de frontera de Brasil y los países vecinos. Sin embargo, tras una larga historia por la búsqueda del reconocimiento y de un lugar legítimo para la enseñanza del español en Brasil, no es posible considerar ese mensaje como el retrato de un avanzo, pero, al contrario, supone que se acepta nuestra incapacidad. Perdemos los que creemos en un continente más fuerte y autónomo, con intercambios reales culturales, económicos, políticos y académicos. Perdemos los que creemos en la educación como un valor para la libertad.

El nuevo documento de la BNCC (Base Nacional Comum Curricular) tampoco ha incluido la Lengua Española entre las asignaturas en las Enseñanzas Primaria y Secundaria. Afortunadamente, muchos Estados de la Federación e Institutos privados van a mantener la enseñanza de la lengua española, porque consideran todas las cuestiones que expusimos hasta aquí. Además, no podemos olvidar los rumbos que todavía queremos para nuestro país y, citando al propio texto de la BNCC, sabemos que:

A sociedade contemporânea impõe um olhar inovador e inclusivo a questões centrais do processo educativo: o que aprender, para que aprender, como ensinar, como promover redes de aprendizagem colaborativa e como avaliar o aprendizado. No novo cenário mundial, comunicar-se, ser criativo, analítico-crítico, participativo, produtivo e responsável requer muito mais do que a acumulação de informações (BRASIL, 2017, p. 17).

Con esperanza y creyendo en el valor de nuestro trabajo, sigamos estudiando y atendiendo a aquellos que si desean abrir alas y volar hacia el conocimiento con autonomía y libertad para pensar.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BRASIL. Base Nacional Comum Curricular. Brasília: Ministério da Educação, Secretaria de Educação Básica, 2017. Disponible en: <http://basenacionalcomum.mec.gov.br/images/BNCC_20dez_site.pdf>. Acceso el: 20 jan. 2018.

______. Lei n. 11.161, de 5 de agosto de 2005. Dispõe sobre o ensino de língua espanhola. Disponible en: <http://www2.camara.leg.br/legin/fed/lei/2005/lei-11161-5-agosto-2005-538072-publicacaooriginal-31790-pl.htmlr>. Acceso el: 20 jan. 2018.