Muchas veces no está claro qué se entiende por multiculturalismo y por interculturalismo. Así, hay algunos puntos importantes en los que difieren y cuando los desplazamos a la educación se acentúan dichas diferencias y tienen implicaciones que no se deben menospreciar. En este sentido, al tratar del tema Paraquett (2010, p. 144) observa que entre ambas perspectivas hay diferencias ideológicas, ya que en el caso del multiculturalismo no hay convivencia, mientras que en el del interculturalismo hay interdependencia. Aunque entre los formadores de profesores de lenguas sean conocidos términos como educación multicultural o intercultural, es necesario  reflexionar sobre qué significan estas orientaciones y, en concreto, considerar en qué principios se basan sus  concepciones de sociedad y de educación.

La educación multicultural tiene su origen en los años sesenta y la intercultural en los setenta y desde entonces se han convertido en un campo de investigaciones, en disciplinas universitarias y en preocupación e interés de diversos agentes del campo educativo como inspectores de educación, gestores, equipo directivo,  directivos y profesores. Debido a la amplitud del tema, en este post, por lo tanto, me detengo en la perspectiva multicultural.

Para empezar, es relevante afirmar que hay diversas corrientes y programas multiculturales. Según Múñoz Sedano (1998, p. 120), con base en Mavel (1985),  se destacan las siguientes: multiculturalismo paternalista, educación para la comprensión intercultural, educación para el pluralismo intercultural, educación bicultural y bilingüe y educación multicultural y competencias multiculturales. Asimismo, este autor (1998, p. 120-121) propone tres grupos de programas multiculturales: 1. programas dirigidos por política educativa conservadora; 2 programas dirigidos por programas neoliberales y socialdemócratas y 3.programas promovidos desde el paradigma sociocrítico.  Además, hay una diferencia entre enfoques y métodos seguidos que interesa comentar. Así, en el enfoque de afirmación hegemónica del país de acogida se sitúan los modelos asimilacionista, compensatorio y segregacionista, mientras en el enfoque de reconocimiento de culturas se ubican el modelo de curriculum multicultural, el de pluralismo cultural, el de competencias multiculturales y el de orientación multicultural (Múñoz Sedano, 1998, p.123-126).

En definitiva, es notable que hay una diversidad de modelos y enfoques para la educación multicultural y que estos no se deben confundir con la segunda perspectiva, la intercultural.

Referencias

Múnoz Sedano, A. Hacia una educación multicultural : enfoques y modelos. Revista Complutense de Educación, 1998, vol.9, núm.2,101-135.

Paraquett, M. Multiculturalismo, interculturalismo e ensino/aprendizagem de espanhol para brasileiros. In: COSTA, E.G.M.; BARROS, S.C. (Org.). Coleção Explorando o Ensino. Espanhol. Brasília: Ministério de Educação, Secretaria da Educação Básica, 2010.