En los últimos años, vienen sobresaliendo diversas perspectivas para la formación de profesores y, por consiguiente, para la enseñanza de lenguas. Leffa (2005, p. 203-218) al tratar del tema, afirma que hay dos modos de mirar la enseñanza de una lengua extranjera: sea desde el punto de vista de los problemas relacionados a la metodología, sea del punto de vista de las cuestiones políticas.

Según  Leffa (2005), cuando se considera la dimensión metodológica nos preocupa el universo del aula y del aprendizaje, o sea, aspectos relacionados a la formación y actuación docentes, mientras que cuando se trata de la política nos ocupamos  del papel que se asigna a la lengua en la enseñanza y, así, importa los efectos  de la hegemonía de determinadas lenguas sobre otras,  actitudes como la “colonización mental” del profesor o del alumno al estudiar una lengua,  o aun, la definición de patrones de actuación junto a los representantes en el gobierno legislativo.  Por ello, se tiene presente que la acción docente impacta en la enseñanza de lenguas y es  un modo de actuación política cuyas implicaciones son visibles para la sociedad y para los sujetos, en especial, en lo que atañe as las prácticas de lenguaje en las estos mismos sujetos están involucrados. Como se nota, para el autor la dimensión política se ocupa de amplias y estrechas cuestiones en torno de la relación entre lenguas, educación y sociedad.

Pese a que el proceso de formación de profesores es bastante complejo ya que  no se circunscribe a esos dos modos, concuerdo con lo que propone dicho autor al referirse a la relevancia de la dimensión política.   Así, pienso que hace falta transcender visiones simplistas que, muchas veces, apuntan hacia una concepción equivocada de los procesos de profesionalización docentes que lo ubican únicamente como uma suma de saberes desconcertados entre si. El conocimiento y la comprensión de tal dimensión política juega un papel central, una vez que puede facilitar a estos profesionales elementos concretos sobre su actuación en el escenario lingüístico y político, de suerte que tal formación cumpla con un papel relevante en lo que se refiere a la enseñanza de lenguas en nuestro país.

Referencia

Leffa, V. J. (2005) O professor de línguas estrangeiras: do corpo mole ao corpo dócil. En: Freire,M. et all.(Eds). Linguística Aplicada e Contemporaneidade (pp.203-218). Campinas, Brasil: Pontes.