La Alhambra de Granada, joya de la cultura española

EL INTENTO DE CREAR EL PARAÍSO EN LA TIERRA, NOS HA DEJADO ESTE LEGADO COMO PATRIMONIO DE CULTURA ESPAÑOLA

La Alhambra, denominada así por sus muros de color rojizo («qa’lat al-Hamra’», Castillo Rojo). Se situa en lo alto de la colina de al-Sabika, en la margen izquierda del río Darro.  Enfrente quedan los barrios del Albaicín y de la Alcazaba. La época califal y la ocupación nazarí, suponen un periodo de enorme desarrollo de la cultura española.

Su posición domina toda la ciudad, esto hace pensar que existían construcciones anteriores a los musulmanes. El conjunto limita al norte por el valle del Darro, al sur por el de la al-Sabika, y al este la Cuesta del Rey Chico.

Se tiene constancia de ella en el siglo IX por primera, cuando en 889 Sawwar ben Hamdun tuvo que refugiarse en la Alcazaba. Esta tuvo que ser rehabilitada debido a las luchas civiles que azotaban por entonces al Califato. Posteriormente, este recinto empezó a ensancharse y a poblarse.

Los primeros monarcas ziríes fijaron su residencia en lo que posteriormente sería el Albaicín. La historia de lugares emblematicos como este, es muy importante para conocer la cultura española.

Se incorporó castillo al recinto amurallado de la ciudad en el siglo XI, lo que convirtió a la Alhambra en una fortaleza militar. No sería hasta el siglo XIII con la llegada del primer monarca nazarí, Mohamed ben Al-Hamar (1238-1273) cuando fué residencia real, comenzando así su época de mayor esplendor.

PERIODO DE TRANSFORMACIÓN

Primero se reforzó la parte antigua de la Alcazaba, y se construyó la Torre de la Vela y del Homenaje. Posteriormente se subío agua del río Darro, se edificaron almacenes y comenzó la construcción del palacio y el recinto amurallado por parte Mohamed II. Después Mohamed III, al que también se le atribuyen un baño público y la Mezquita que hoy es la iglesia de Santa María.

Yusuf I y Mohamed V les debemos la mayoría de las construcciones de la Alhambra que han llegado a nuestra época. Desde la reforma de la Alcazaba y los palacios, pasando por la ampliación del recinto amurallado. También la Puerta de la Justicia, la ampliación y decoración de las torres. No debemos olvidar Sala de la Barca, hasta el Patio de los Leones y dependencias anexas. Los reyes nazaríes posteriores no queda prácticamente nada.

Desde los Reyes Católicos hasta nuestros días podemos destacar la demolición de parte del conjunto  por parte de Carlos V.  Esto contribuyó a la contrucción del palacio que lleva su nombre, las habitaciones del emperador y el Peinador de la Reina. Hubo un abandono de la conservación de la Alhambra desde siglo XVIII. Durante la dominación francesa fue volada parte de la fortaleza. En el siglo XIX  comenzó su reparación, restauración y conservación que se mantiene hasta la actualidad.

Fuente: alhambradegranada.orgAlham

 

Título: La Alhambra de Granada, joya de la cultura española
Fuente: http://hablacultura.com/la-alhambra-de-granada/
En: www.hablacultura.com