En este post me gustaría tratar de algunas concepciones o perspectivas contemporáneas sobre  interculturalidad, considerando el escenario educativo.  Con esa finalidad y por la necesidad de tener claro qué aportan a la educación, me baso en las ideas de Catherine Walsh (2010; 2002), autora que viene desarrollando trabajos relevantes sobre interculturalidad en el contexto latinoamericano, en concreto, sobre las políticas de interculturalidad en el Ecuador.
Interesa destacar que en los últimos años vienen ganando fuerza el debate entorno de la interculturalidad y según Walsh (2002) este  se caracteriza por dos direcciones distintas: por un lado, los que buscan “naturalizar y armonizar las relaciones culturales a partir de la matriz hegemónica y dominante (el centro, la verdad o la esencia universal del Estado nacional globalizado)” y, por el otro, los que  “denuncian el carácter político, social y conflictivo de estas relaciones y conciben la cultura como un campo de batalla ideológico y de lucha por el control de la producción de verdades y por la hegemonía cultural y política”. Teniendo en cuenta las perspectivas mencionadas, se concluye que  la opción por una u otra dirección presupone una posición o actitud distinta en lo que se refiere a la comprensión de relaciones interculturales y de su importancia e impacto en la vida de los individuos, o sea, de la propia sociedad.

En otro trabajo  Walsh (2010), al tratar de la relación entre interculturalidad y educación, señala que desde los años 90 “la interculturalidad se ha convertido en un tema de moda”, empleado  en diversos contextos y de acuerdo con distintos intereses sociopolíticos  que, no raras ocasiones, se oponen y por eso su comprensión es amplía y difusa. Para aclarar el uso y sentido contemporáneo designado para la interculturalidad, la autora menciona tres perspectivas:  relacional, funcional y crítica. Según Walsh, uno de los espacios centrales para la lucha por la identificación cultural, derecho y diferencia, autonomía y nación, traducida en la perspectiva de la interculturalidad crítica, es la educación, ya que se trata de una institución política, social y cultural de “construcción y reproducción de valores, actitudes e identidades y del saber hegemónico del Estado”. De ahí, por lo tanto, la cercanía entre la perspectiva de interculturalidad crítica con  el universo de la educación.

En el próximo post, vuelvo a tratar de este tema y discuto en qué difieren las perspectivas de interculturalidad aludidas por Walsh y su relación con la dimensión educativa.

Referencias

Walsh, Catherine. (De) Construir la interculturalidad. Consideraciones críticas desde la política, la colonialidad y los movimientos indígenas y negros en el Ecuador. En Interculturalidad y Política, Norma Fuller (ed.). Lima, Red de Apoyo de las Ciencias Sociales, 2002. Disponible en:http://www.uasb.edu.ec/UserFiles/372/File/PonenciaLima1.pdf. Accedido: el 24/01/2018.

WALSH, Catherine. Interculturalidad crítica y educación intercultural. In J. Viaña, L. Tapia & C. Walsh (Eds.), Construyendo Interculturalidad Crítica. Bolivia: Instituto Internacional de Integración del Convenio Andrés, 2010. http://aulaintercultural.org/2010/12/14/interculturalidad-critica-y-educacion-intercultural/(11/11/2017).