A VUELTAS CON LAS MANOS II

 

Bienvenidos a nuestro segundo post dedicado a las expresiones y frases hechas relacionadas con la palabra mano. La semana que viene, en la tercera y última entrada dedicada a este tema, encontrarás unas actividades para trabajar con las expresiones que te hemos mostrado.

LAS MANOS Y LA HABILIDAD

Alguien tiene mano para hacer algo cuando tiene una habilidad especial, cuando se le da muy bien de manera natural.
¡Qué ricas están estas croquetas! ¡Qué mano tienes para la cocina!

Si alguien tiene mucha habilidad para el bricolaje o para arreglar cosas, decimos que es un manitas. Si por el contrario es muy torpe, decimos que es un manazas.
–Mi hijo es un manitas, él solito ha montado toda la cocina nueva de casa.
–Pues el mío es un manazas. Yo prefiero que no intente arreglar nada, porque rompe todo lo que toca.

Tener mucha mano izquierda es tener una gran habilidad para tratar a las personas y evitar conflictos.
No conozco a nadie con más mano izquierda que tú. Sabes cómo tratar a las personas para no tener problemas con nadie.

LAS MANOS Y LA AGRESIVIDAD

Alguien tiene la mano larga o muy larga cuando pega a otra persona con mucha facilidad. Esta frase se emplea siempre en tono de reproche.
¿Por qué pegas a ese niño? No te ha hecho nada. Tú tienes la mano muy larga.

Decimos que alguien manda con mano dura cuando ejerce el poder con mucho autoritarismo.
A este niño sus padres le tratan con mucha mano dura. Por eso está siempre tan asustado.

Levantarle la mano a alguien es pegarle.
Si a mí mi novio me levantase la mano, le dejaría inmediatamente.

Un robo a mano armada es un robo que se hace usando armas.
Los delincuentes robaron el banco a mano armada y resultó herido uno de los clientes.

LAS MANOS Y LOS SENTIMIENTOS

Decir algo con el corazón en la mano o con la mano en el corazón es decirlo de una manera muy sincera.
Con el corazón en la mano te digo que yo no me iría a vivir con él.

Decimos que alguien se ha tomado la justicia por su mano cuando se ha vengado sin esperar a que la autoridad sea la que juzgue y castigue el delito.
–Nadie puede tomarse la justicia por su mano, por mucha razón que tenga.

LAS MANOS Y EL CONOCIMIENTO

Saber algo de primera mano es saberlo con toda certeza porque nos lo ha dicho alguien que lo ha visto u oído.
Sé de primerísima mano que van a despedirte el mes que viene.

Conocemos algo como la palma de nuestra mano si lo conocemos perfectamente.
Llevo diez años viniendo este lugar y conozco el camino como la palma de mi mano.

LAS MANOS Y LA CONFIANZA

Una persona es la mano derecha de otra, especialmente en un trabajo o cargo, cuando es su persona de confianza, la que le ayuda y le aconseja en todo lo que hace.

El presidente de la compañía es Álvaro Rodríguez, pero Juan García es su mano derecha. No toma ninguna decisión sin que Juan García le haya dado su opinión.

 

Título: A vueltas con las manos ii
Fuente: http://hablacultura.com/vueltas-las-manos-2/
En: www.hablacultura.com